En el blog de este mes nos vamos a centrar en los RAEE, (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos), cuya plataforma de gestión y registro debía haber comenzado en 2019, pero por diversas circunstancias parece que será en 2020 que entrará en vigor.

Es un hecho estadístico que nuestro consumo de Aparatos Eléctricos y Electrónicos no para de crecer, reducir su consumo es en parte responsabilidad nuestra comprando solo aquello que efectivamente vayamos a consumir, también es un hecho estadístico que nuestro país sigue estando a la cola de la recogida de basura tecnológica y a más de 3 puntos de la media europea.

Recoger y reciclar apropiadamente se puso de manifiesto en la Directiva de RAEE de 2012 y el desarrollo en nuestro país del Real Decreto que ponía el índice en el control y seguimiento de estos residuos. La adecuada contabilización de la recogida de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) es el objetivo prioritario, pues parece que un mundo oscuro de números y porcentajes poco claros de los productores no ofrecía seguridad

Se trata de la utilización de una herramienta de software: plataforma electrónica de gestión de los RAEE, similar a los ya utilizados por algunos gestores para administrar su archivo de flujos, esta plataforma está en línea con los principios de simplificación administrativa y tramitación telemática en las administraciones públicas, y garantiza el control y trazabilidad de los RAEE.

La plataforma recopilará la información sobre la recogida y gestión de los RAEE en cada comunidad autónoma y en el ámbito nacional. Se trata de una única plataforma para todos, lo que facilita el control de los datos de RAEE por parte de las Administraciones públicas.

Las normativas y herramientas de control diseñadas estos últimos años y promovidas desde europa tienen varios objetivos que se introducen en nuestra vida diaria:

– Fomentar la preparación para la reutilización de estos residuos y establecer requisitos para su reparación, de modo que se permita poner en el mercado el mismo producto una vez reparado.

– Los establecimientos de venta de aparatos eléctricos que tengan una superficie de más de 400 m2 deben prever su recogida de modo gratuito para los usuarios finales, y sin obligación de compra de un AEE de tipo equivalente.

– En la venta on-line de aparatos eléctricos o electrónicos se garantiza que los compradores puedan entregar los residuos que generen, de igual manera que en las tiendas físicas.

– Incorporar herramientas para mejorar el control y supervisión por las Administraciones Públicas de la gestión de estos residuos y aclarar la actividad de los agentes que intervienen en el proceso y sus obligaciones.

Apostar por una Valorización energética temprana, se trata de buscar otros usos energéticos a los materiales de los aparatos eléctricos y electrónicos.

Si todos estos aparatos estropeados obtuvieran a nivel mundial un tratamiento adecuado conformarían una valiosísima mina urbana de recursos. En un año, de ella se extraerían (y ahorrarían) unos 16 millones de toneladas de hierro, 1,9 de cobre y 300 de oro, por ejemplo, además de notables cantidades de plata, aluminio y paladio. Todos los metales salvados equivaldrían a unos 52.000 millones de dólares, más o menos lo que vale la empresa de transporte Uber.

Eliminación: Implica la eliminación de aparatos o de sus componentes cuando no pueden reutilizarse, reciclarse o usarse para la valorización energética. Es el último paso a seguir en el tratamiento de reducción de residuos cuando estos no pueden reutilizarse, reciclarse o valorizarse.

Es realmente importante que nuestros aparatos eléctricos y electrónicos vayan al lugar donde han de extraerse y separarse las partes si estos no pueden reutilizarse y evitar ser una mina tóxica.

El reverso de la mina urbana es la mina tóxica. Prácticas primitivas como los baños en ácido, la quema de cables y el almacenamiento de metales, dejan un reguero de enfermedad en los lugares donde se llevan a cabo. Entre ellas: obesidad crónica, diabetes, hipertensión, cáncer de pulmón, alteraciones en la función tiroidea o malformaciones en los recién nacidos. Una lista que contribuye a las más de siete millones de muertes al año relacionadas con la contaminación atmosférica.

Para saber más:

Reciclaje Electro: Esperando a la plataforma electrónica

Reciclaje y tratamiento de aparatos eléctricos y electrónicos

Día Internacional del Reciclaje 2019

Plataforma electrónica de gestión de RAEE